Webpage Logo

Alfombras con pelo

¿A quién no le gusta andar descalzo por la casa y notar esas alfombras de pelo suaves y calentitas bajo sus pies? Si te sientes identificado, échale un vistazo a nuestra selección de alfombras con pelo.


Las alfombras con pelo son excelentes para poner al lado de la cama, en el salón, la salita, el baño... Son extremadamente suaves y los pelos imitan perfectamente la piel. Si estás planteándote darle a tu casa un toque nórdico, las alfombras con pelo son lo mejor por donde puedes empezar. Camina sobre estas alfombras con pelo súper esponjosas. Aquí te ofrecemos una selección de alfombras con pelo de diferentes colores para que puedas combinarlas con todo lo que te imagines, donde lo que mejor destaca es lo suave que llega a ser tocarlas.

¿Qué tipo de alfombra con pelo debería comprarme?

Existen muchos tipos de alfombras peludas. Podrías comprarte una alfombra con pelos largos pero, si no te gusta la idea de una alfombra de pelo largo, quizá prefieras una alfombra de pelo corto. Existen alfombras de una gran cantidad de colores, formas y tipos de pelo: grises, de color rosa, de color blanco, de color azul, de color verde, de color marrón, redondas, cuadradas, rectangulares, de pelo sintético, de pelo de oveja...

En lo que respecta a tamaño, puedes adquirir aquello que mejor se adecúe a tu situación personal, una alfombra pequeña para el baño o alfombras grandes para el salón, por ejemplo. Sin duda, unas alfombras modernas le darán un toque mucho más atractivo a tu casa.

Pero, ¿las alfombras con pelo son muy caras?

No es complicado encontrar alfombras baratas. El precio puede ser muy reducido, incluso inferior a 10€, en el caso de las más sencillas. Hoy en día, este tipo de productos son muy interesantes y muy vendidos y, es por ello, que grandes compañías se centran en su elaboración y distribución como es el caso de Ikea, Conforama, El Corte Inglés, Leroy Merlín y los principales proveedores online como ocurre con Amazon.