Webpage Logo

Vestido de terciopelo

En esta temática encontrarás una buena colección de vestidos de terciopelo para que vayas lo más elegante posible y, sobre todo, con una suave prenda de este material que tanto te gusta.

¿Por qué comprar un vestido de terciopelo?

Un vestido es sinónimo de elegancia y belleza. El terciopelo es sinónimo de suavidad y ternura. Podría parecer difícil o incluso imposible que estos dos conceptos se pudieran unir, pero sabemos que esto no es así. Los vestidos de terciopelo son una magnífica pieza de costura y en Furry Clothes lo sabemos. Por eso mismo, te ofrecemos una interesante colección de este tipo de prenda, que seguro te va a encantar. Siéntete como si estuvieras en una pasarela de moda permanente. Seguro que levantarás pasiones y llamarás la atención de todas aquellas personas que te vean por la calle. Todo esto lo conseguirás si compras un vestido de terciopelo.

¿Cómo lavar un vestido de terciopelo?

Para cuando adquieras tu vestido de terciopelo, tenemos algunas dudas clásicas que podemos resolverte. La primera pregunta que se suelen hacer las personas que hacen esta compra es, ¿cómo lavar un vestido de terciopelo? En primer lugar, se debe destacar que el terciopelo no es exactamente un material, si no que puede representar a diferentes tipos de tejidos como es el caso de la seda, la lana o el algodón. En otras palabras, los materiales que se utilizan poseen una textura caracterizada por la suavidad.

Sin duda, el terciopelo es algo que te da un enorme atractivo y elegancia. Sin embargo, como te puedes imaginar y, como ocurre con los tejidos suaves, las prendas de terciopelo son verdaderamente delicadas y es por ello que no se deben lavar ni limpiar de cualquier forma.

¿Puedo lavarla con agua?

Seguramente estarás formulándote esta pregunta de forma temerosa, por si la respuesta es "no" y no tienes más remedio que evitar la lavadora. De hecho, esta es más o menos la respuesta real (sí, lo sentimos, pero es así). En principio, no es muy recomendable lavar una prenda de terciopelo metiéndola directamente en la lavadora. Lo preferible, en estas circunstancias es utilizar técnicas de lavado en seco. En todo caso, si no quieres estropear el vestido, lo más recomendable sería llevarlo a una tintorería. Seguramente eso ya te duela más en la cartera, pero no hay otro remedio si tienes una verdadera necesidad de lavar tu prenda y tienes mucho miedo de dañarla. A pesar de todo, si te aventuras a meterlo en la lavadora, utiliza poco detergente y que este se encuentre preferiblemente muy rebajado con agua.

¿Cómo puedo plancharlo?

Más bien no deberías planchar un vestido de terciopelo. Como bien hemos indicado hasta ahora, el terciopelo es muy sensible y se puede estropear si no se trata en un modo correcto. Esto implica no utilizar las planchas clásicas para tal fin (ya que la plancha y el terciopelo no se llevan nada bien).

¿Qué hago en caso de que sea solamente una pequeña mancha?

En esas circunstancias puedes utilizar una esponja con un poquito de alcohol o simplemente agua para eliminarla, pero siempre y cuando sea en pequeña cantidad. Incluso, para otro tipo de manchas, sería interesante recurrir a polvos de talco.

Algunos consejos más

Ten cuidado a la hora de guardar un vestido de terciopelo, porque si lo doblas mal podrían quedar marcas (recuerda que aun encima no puedes utilizar una plancha). Por ello estaría bien que lo colgaras en perchas.

Por otra parte, si no usas la prenda evidentemente acumulará algo de polvo y suciedad. Para eliminar este tipo de suciedad más superficial, lo más útil es emplear un cepillo de cerdas naturales. Además, es muy importante cepillar el tejido en una única dirección para evitar, nuevamente, que el vestido se pueda estropear.

¿Cómo llevar un vestido de terciopelo?

Otra de las preguntas que más se formulan está relacionada con cómo usar este tipo de vestidos. El primer detalle importante a tener en cuenta es que no cualquier combinación resulta adecuada para lucir este tipo de prendas. Existen muchos estilos, aunque los más interesantes son los más clásicos, para tener una seguridad absoluta de no fallar, como ocurre con los vestidos de color negro o verde.

Por otro lado, también es muy importante pensar en que combinar diferentes tipos de texturas no es muy correcto. Por ejemplo, la lana y el terciopelo o el cuero y el terciopelo no pegan ni con cola, así que debes tener muy en cuenta este detalle. Sin embargo, cuando pienses en mezclar terciopelo con encaje estarás sin duda en lo correcto.

Por ejemplo, uno de los tipos de vestidos más glamurosos y elegantes son los de color azul marino o los de color rojo. Seguramente te preguntes con qué combinar este tipo de prendas. Pueden hacerlo con diversos tipos de calzado, por ejemplo, unas elegantes sandalias de tacón de color negro o dorado e incluso unos zapatos de tacón de color rosa. Incluso, unas zapatillas blancas pueden pegar perfectamente con este atuendo tan maravilloso. Este es un ejemplo entre muchísimos otros.

Además, también es muy importante que no pienses en utilizar un vestido de este tipo de tejidos para llevarlo de día (de hecho, sabemos que este tipo de prendas son los clásicos vestidos de noche). En ciertos casos, sí lo podrías hacer, pero no es muy recomendable si no sabes bien cuál es la combinación más adecuada. Destacar también que los mejores compañeros para este vestido podrían ser otras prendas como americanas o abrigos de este mismo material.

Por último, decir que no te vuelvas loca y no busques vestidos que sean muy extrafalarios. El terciopelo queda muy bien aunque sea con una prenda muy sencilla (como bien se mencionaba más atrás con respecto al tema de los estilos más clásicos).

Fuentes: